Coordinación de Equidad de Género en la Educación

25 de noviembre, Día Internacional de la No Violencia Hacia las Mujeres.

“La violencia contra la mujer constituye una violación a los derechos humanos y a las libertades individuales”

La dignidad es intrínseca al ser humano, a la mujer y al hombre, según la declaración universal de los derechos humanos. No obstante es una realidad innegable que la violencia en la familia, particularmente la ejercida contra menores y mujeres, existe en un alto porcentaje, es una ofensa a la dignidad humana y una manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre hombres y mujeres.

La violación de los derechos humanos se relaciona en forma directa con la distribución desigual del poder y la autoridad, así, los grupos más débiles resultan los más agredidos. De hecho la conducta violenta, entendida como el uso de la fuerza para la resolución de conflictos interpersonales, se hace posible en un contexto de desequilibrio de poder, permanente o momentáneo. En el caso de la familia son los menores, los ancianos, los incapacitados y las mujeres quienes más sufren agravios y se ven expuestos al fenómeno conocido como violencia familiar, violencia intrafamiliar, violencia hogareña, o violencia doméstica, problema muy relacionado con lo que conocemos como machismo.

Se reconoce y entiende por violencia contra la mujer cualquier acción o conducta, que le cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual y psicológico tanto en el ámbito público como en el privado. La diferencia entre este tipo de violencia y otras formas de agresión y coerción estriba en que en este caso el factor de riesgo o vulnerabilidad es el solo hecho de ser mujer, La eliminación de la violencia contra la mujer es condición indispensable para su desarrollo individual y social y su plena e igualitaria participación en todas las esferas de la vida.

¿Qué sobre el Día Internacional de la No Violencia Hacia las Mujeres?

El Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe celebrado en Bogotá, Colombia, en 1981, propició, a propuesta de la delegación dominicana, la instauración del 25 de noviembre como el Día Internacional de la No Violencia Hacia las Mujeres, para recordar a las hermanas Minerva, Patria y Maria Teresa Mirabal, luchadoras sociales que en 1960 fueron asesinadas por orden de R. Leonidas Trujillo, dictador de república dominicana. Tema central del encuentro fue las denuncias sobre la violencia de género a nivel doméstico y la violación y el acoso sexual a nivel de estados incluyendo la tortura y los abusos sufridos por prisioneras políticas.

En México las mujeres feministas organizadas y la de los movimientos populares tienen más de tres décadas luchando porque el derecho a una vida sin violencia sea una realidad.

El primer grupo organizado en contra de la violencia hacia las mujeres surgió en 1979, inspirado en la experiencia del feminismo europeo y norteamericano. Sus fundadoras provenían de la psicología crítica, de la medicina, del ambiente académico intelectual, del artístico y de la militancia política.

¿Qué sobre el pensamiento y las acciones de las hermanas Mirabal?

"No podemos dejar que nuestros hijos crezcan en este régimen corrupto y tiránico, tenemos que luchar en su contra, y yo estoy dispuesta a darlo todo, aún mi vida si es necesario".

Patria Mercedes Mirabal

"Es una felicidad hacer lo que se pueda por nuestra patria que sufre tantas angustias, es triste estar de brazos cruzados".

Minerva Argentina Mirabal

"Quizás lo que tenemos más cerca es la muerte, pero esa idea no me amedrenta, seguiremos luchando por lo justo".

Maria Teresa Mirabal Las hermanas Minerva, Patria y Maria Teresa Mirabal creían que Rafael Leonidas Trujillo llevaría al país (República Dominicana) al caos económico y esa fue una de las razones que las condujo a formar un grupo de oposición al régimen, conocido como la agrupación política del 14 de junio y las hermanas Mirabal eran conocidas dentro de este grupo como "Las Mariposas".

Desde 1949, ante la firmeza y postura de Minerva en contra del dictador en una fiesta que este hiciera por la celebración del 12 de octubre, fue montado un riguroso espionaje sobre la familia Mirabal, pero sobre todo en Minerva y sus amistades, siendo puntualmente informado Trujillo sobre todas sus actividades. En 1951 dos años después del primer arresto, fueron Enrique, Minerva y Chea, esta vez nuevamente encerrados, en esta ocasión por tres semanas. Y el padre particularmente fue sometido a graves humillaciones y a otras varias prisiones que terminaron enfermándolo espiritual y físicamente, muriendo el 14 de diciembre de 1953.

El 6 de enero de 1959, en la residencia de Guido d' Alessandro, sobrino del esposo de Minerva (Manolo Tavares) ésta expuso por primera vez, la posibilidad de organizar un movimiento clandestino para el derrocamiento de Trujillo. Las ideas de Minerva prendieron y el movimiento clandestino fue creciendo prácticamente en todo el país. Se vio la necesidad de llamar a una reunión para la formación de un comité ejecutivo de la organización y enunciación de sus postulados.

El día 10 de enero de 1960 se produce una prerreunión en la casa de Patria Mercedes, con la presencia de las tres hermanas y los más destacados miembros de la organización. Al día siguiente se lleva acabo la reunión formal donde se desarrolla la agenda y se denomina 14 de junio al movimiento en honor de los héroes de la invasión. Pero a los pocos días de la exitosa asamblea una denuncia llevo a los servicios secretos de la tiranía informes de los principales participantes y muchos detalles del movimiento. La acción de los agentes represivos fue inmediata.

El primero en ser detenido fue Manolo Tavares, a mediados de enero. Días mas tardes, Minerva, luego su hermana Maria Teresa, y su esposo Leandro Guzmán, y también Pedro González. A final de ese mismo mes más de un centenar de miembros del 14 de junio habían caído presos. Simultáneamente junto a Minerva fueron detenidas otras mujeres.

La prisión de tantas personas, en su mayoría jóvenes procedentes de la clase media alta, creó un clima de tensión nacional sumamente adverso al gobierno. Y a ello se agregó la denuncia hecha por la iglesia católica por medio de una carta pastoral condenando la acción. Tal situación obligó a Trujillo a poner en libertad a las mujeres detenidas, el 7 de febrero de 1960, y al mes siguiente y subsiguiente, a decenas de jóvenes varones presos por simples sospechas.

El 18 de mayo, encontrándose la dictadura en una fase represiva general que bordeaba la locura, Minerva y Maria Teresa fueron de nuevo apresadas, y sometidas a la justicia por atentar contra la seguridad del Estado y condenadas a 30 años de prisión, reducidos a 5 años por apelación.

En agosto de 1960, la Organización de Estados Americanos (OEA) en reunión con cancilleres efectuada en San José de Costa Rica, integró una comisión internacional para visitar la República Dominicana e integrara un informe sobre la situación del país. En el marco de esta situación fueron liberadas bajo palabra las hermanas Mirabal y otras mujeres detenidas.

El 25 de noviembre de 1960 Minerva y Maria Teresa partieron a puerto Plata para visitar a sus esposos Manolo y Leandro, haciéndoles saber los rumores que circulaban en Salcedo sobre la posibilidad que sufrieran un accidente al estilo clásico que utilizaba la tiranía, cuando ordenaba la desaparición de un opositor importante, con la supuesta intención de ocultar el crimen.

El informe preocupó enormemente a los esposos del 14 de junio y Manolo sugirió que cesaran los viajes, y que se mudaran al puerto para evitar transitar carretera. La recomendación llego demasiado tarde. La orden de asesinar a Las Mariposas ya había sido cursada, y en el lugar ya se encontraban los ejecutores, miembros de servicio de inteligencia militar.

Ese mismo 25 de noviembre, las hermanas Mirabal fueron detenidas y llevadas a un lugar cercano a la cumbre, donde fueron golpeadas brutalmente a garrotazos hasta lograr su muerte. Seis meses después, empezaba a derrumbarse el régimen luego del asesinato de Rafael Leónidas Trujillo el 30 de mayo de 1961.

OTROS SITIOS